#ElTemaDeLaSemana Figuras Inspiradoras

#ElTemaDeLaSemana Figuras Inspiradoras

Tú, su inspiración. Ella, tu mayor admiradora.

Tú, su molde. Ella, tu plastilina.

Tú, su referente. su fuente de valores.

Capaz de ofrecerle desde apoyo hasta consuelo y consejos sin necesidad de pedirlos. Tú, su lira, la que dio y sigue dando todo por ella, ríe con sus carcajadas y llora con sus lágrimas. Tú, que te contagias de sus ansias de vivir

Tú, ¡sí tú!

Plastilina

Tú, que tanto inspiras a mamá con lo que portas en tus dos cabezas. Ambas peinan canas, pero una más que otra. Una es calva, la otra no. Una, la masculina, se encarga de llevar los números en casa y otra, la femenina, de llevar los pantalones. Porque en casa, ya se sabe, quien tiene la última palabra es el mismo que pronuncia aquello de “mientras vivas en esta casa, harás lo que mamá y papá digan(y cuando no, también).

Sí, después de emancipados seguiremos esa inspiración que nunca cayó, a pesar de parecerlo, en saco roto y aunque de adolescentes os coméis el mundo, ya de adultos devoráis esa arrogancia que un día dominaron las hormonas puberales. ¿O no es así? O cuántos de vosotros habréis comprobado que, ahora como padres, comprendéis al fin las acciones de los vuestros y la “pesadez” de sus palabras e infinitas advertencias. Cuántas de vosotras os sorprendéis cada día maldiciendo para vuestros adentros “¡Oh, Dios! ¡Estoy hablando como mi madre!” o peor aún, “¡como mi suegra!”

Suegra

Porque no hay nada como ponerse en la piel del otro para saber de dónde viene su incomprensible voluntad y santo antojo y ahora que sois “mayores” y tenéis responsabilidades igualitas a las que ellos tuvieron en su día, valoráis seguro y más si cabe, todos los esfuerzos de vuestros progenitores y referentes, comprendiendo, ahora sí, sus desvelos e infundadas preocupaciones, las mismas que os tienen a vosotros en un “¡Ay!” constante con vuestros niños.

Porque apuesto a que, ser padre es duro a la par que precioso y gratificante tanto o más que sacrificado. Pero sobre todo, me juego mis calcetines de Hello Kitty, a que supone una estupenda oportunidad para brindarle ese merecidísimo homenaje y el mayor de los agradecimientos a los abuelos, vuestros propios papis, dando ejemplo a los pequeños de la casa con sus antiguas enseñanzas, poniendo en marcha sus refranes y lemas demodés que, sin duda alguna y mal que a alguno le pese, hoy forman parte del día a día de muchos de vosotros.

Árbol generacional

* Por ellos *

Por esa figura inspiradora que no entiende de edades ni responsabilidades y que, sin importarle cuántas velas soplen sus retoños, que estos sean ya padres o madres de familia, siguen dando lo mejor de cada uno, defendiendo a capa y espada la felicidad de esa parte inseparable de su vida. Y sólo puedo decir ¡bravo! Bravo por esas enseñanzas que en mamá calaron hondo, que son ya hoy tradición en la familia y andan pasando de generación en generación. Porque no hay mejor regalo para ellos que dar continuidad a sus palabras y que vean recogidos los frutos que tiempo atrás plantaron.

Por eso, por todo y para vosotros, mis abuelos, que hacéis fácil lo difícil y posible lo imposible, os doy las gracias por haber hecho de mamá la mujer en que hoy se ha convertido. Porque os lo debo a vosotros…

Young and old hands

mis abuelos, su brújula dorada.

¡Por los padres de mi madre!

¡Por los padres de los padres!

(Amén)

 

 

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *