MUSTELA PIELES MUY SENSIBLES 

Mustela Pieles Muy Sensibles 

En casa nos cuidamos mucho la piel

Pudiera parecer esta una frase hecha, sí, pero con dos niños atópicos, una niña con pequeños eccemas que empiezan a asomar pasados los 5 años, un adulto con Morfea y una con eccema en las manos, comprenderéis que más que una forma de hablar, es una realidad. De ahí que no nos podamos permitir el lujo de abandonar nuestras cremas y lociones ni un sólo día y, ahora con el verano y sus terribles tentaciones a modo de sol, playa y piscina, menos todavía. 
Pero no es necesario volverse loco buscando fórmulas mágicas ni marcas novedosas para atender a las necesidades de nuestra piel. Más bien todo lo contrario. Resulta imprescindible echar la vista atrás y recurrir a casas de toda la vida como Mustela® , que lleva 60 años investigando en dermatología. 

Nueva Línea Pieles Muy Sensibles Mustela

Y, como súper fan incondicional de esta marca desde años inmemoriales (mis duchas diarias no serían lo mismo sin su del de baño suave y el aroma a bebé que deja en mi piel) no he querido renunciar a ella a la hora de cuidar la piel de los pequeños de mi casa. 

Y este año, entre chapuzones y rayos de sol, hidrato estos tres cuerpecitos con la nueva línea

Mustela Pieles Muy Sensibles 

nacida de una extensa investigación para comprender mejor el comportamiento y la naturaleza de la piel de los bebés, identificando así su fisiología. Esta nueva línea está compuesta por el 98% de ingredientes naturales – algo extremadamente importante para los niños con piel atópica o muy sensible-, son de alta tolerancia y ¡lo mejor! 0% perfumada. La mala noticia es que tendremos que olvidarnos del excelente aroma tan característico de esta marca a favor de conseguir igualmente 0% picores y disconfort en nuestros peques. 
crema confort Mustela

¿cómo lo han logrado los de Mustela®?

Gracias a la incorporación de dos activos naturales patentados: el Perseose de Aguacate® que protege la barrera cutánea, hidrata y preserva la riqueza celular de la piel y la Schizandra, la cual  alivia y contribuye a reducir los signos de reactividad de la piel.

Con ellos, su crema hidratante confort se convierte en el aliado perfecto cuando los reyes de la casa salen del agua. Su presentación en tubo resulta muy fácil de aplicar -en cuerpo y cara- incluso para los niños, ya que tan sólo hay que apretar un pelín y ¡ya tenemos el producto en nuestras manos listo para aliviar las rojeces y la sensación de picor o tirantez en las pieles muy sensibles, gracias a la ligera textura que siempre ha caracterizado a Mustela®.
Textura ligera crema confort Mustela
Otra buena noticia es que su ayuda no se limita solamente a los momentos after bath, pues también contamos con el Gel de baño confort para lavar el cuerpecito y el cabello de nuestros niños bonitos sin, ¡atención! ¡picores en los ojos!

¡bravo por Mustela®!

Para todas esas madres que se echan a temblar cada vez que toca lavar cabezas en casa porque sus pequeños entran en modo “drama ON” cuando el agua se acerca a sus ojos XD. A mis niñas les encanta aplicárselo ellas mismas ya que, una vez más, Mustela ha pensado en la facilidad de uso para sus consumidores, ofreciéndonos un bote dosificado con diseño ergonómico para que no se les escape ni a los más peques, con la estética inconfundible de Mustela®.
Así que ya sabéis, si queréis limpiar e hidratar con suavidad respetando las pieles más sensibles, probad la nueva línea Mustela Pieles Muy Sensibles, ¡repetiréis seguro!
Y ahora, a disfrutar del sol, la playa o la piscina con total tranquilidad ya que, cuando lleguemos a casa, sabemos que alguien nos espera para cuidar y proteger nuestra piel con toda naturalidad.

¡Feliz verano, mommenteros

Héroe del 24 de marzo

Mamá escribe, tacha y vuelve a escribir. No encuentra las palabras apropiadas para contarme la tragedia que ha ocurrido. ¿Cómo me piensa responder cuando le pregunte “por qué“?

¿Por qué no voy a ver más a darÍO, mamá?

Mamá no sabe cómo explicarme lo injusta que puede ser a veces la vida. No entiende tampoco por qué me tiene que explicar a mí, de tan sólo cuatro añitos, que he perdido un amiguito. Que en la asamblea, Darío ya no podrá contarnos aquello que más le gustó del fin de semana, sus regalos de cumpleaños o lo que su hermanita ya aprendió. Que los equipos de mi clase tendrán, a partir de ahora y para siempre, un hueco vacío. Vacío y lleno a la vez. Repleto de recuerdos de su risa contagiosa, sus enfados y su alegría dichosa.
Sigue leyendo

Atópico por fuera, atópico por dentro

Atópico por fuera; atópico por dentro

Atópico:

dícese de aquello que está fuera de lugar.

O sea, no normativo.

Años atrás, probablemente una persona atópica fuera simultáneamente atípico, pero lo cierto es que, hoy por hoy, esos sistemas inmunológicos heredados se están abriendo hueco en nuestra sociedad a pasos agigantados, alterando la barrera protectora de las pieles de aquellos en los que se asientan, mostrando clara predilección por los países desarrollados y la primera infancia como público objetivo.

Mi hermana pequeña suele pronunciar convencida yo tengo piel atópica” y “cuando se me vaya la piel, podré comer muchas chuches pero, ¿realmente sabe qué significa eso de ser atópica? Ella sólo sabe que, cuando está estresada, asustada o su vida sufre algún cambio subjetivamente sustancial, aparecen las rojeces, las inflamaciones y los eccemas acompañados de intensos picores y una congestión nasal que le deja, vivir a duras penas y dormir de Pascuas a Ramos.

Eccema e inflamación de la piel

 

Un batiburrillo de factores genéticos, inmunológicos y ambientales se aprovecha del estado emocional de las personas para poner los nervios a flor de piel. Nervios que empezaron a encajar a la perfección en el desordenado puzzle que teníamos hasta entonces en casa cuando no sabíamos qué ocurría ni a qué se debía y, encontrado el origen de coordenadas desde donde nace esa “personalidad compleja” de mi hermana, la Teoría de la Relatividad entró en casa de la mano de la empatía con la que mamá tiene firmado un contrato de por vida 🙂  Sigue leyendo

Welcome to my paradise!

Welcome to my paradise!

Como mi mamá dice que es de bien nacidos ser agradecidos, comenzamos este post repartiendo miles y miles de gracias a todos los que ahora mismo estáis dedicando unos minutos de vuestro –seguro- escaso y valioso tiempo a conocernos…

Esperamos contagiaros con toda la ilusión y el entusiasmo que mi mamá está volcando en este nuevo proyecto; engancharos con cada una de las letras que vayamos depositando aquí, cual granitos de arena en una playa y calaros tan hondo que no os aguantéis las ganas de compartirlo con vuestros amigos para que lleguemos a ser tantos, ¡tantísimos que no quepamos en la red!

Porque lo que cuenta es disfrutar con lo que haces, Hakuna Matata!

De premamá a mamá

De premamá a mamá  

“Embarazada de 2-3 semanas”

Podemos catalogar esta frase entre las lecturas favoritas de mamá 🙂

Aquel 20 de octubre de 2012, un manojo de nervios de 162 cm de altura se había encerrado en el cuarto de baño y sujetaba con su mano izquierda un vasito de plástico lleno de orina y un test de embarazo con la derecha. Pasados unos minutos, sucedió: La explosión de felicidad tuvo lugar y se adueñó de la cordura de mamá. Todo eran brincos y gritos impredecibles, besos y abrazos de euforia incontenible que repartía sin orden ni concierto a mis abuelos y a mi papá.

Positivo

Desde ese mismo instante, las prioridades de mamá cambiaron, consciente y convencida de ello.

Hasta entonces enfocada en lograr el tan de moda éxito profesional, sus horas extra en la oficina pasaron a ser enriquecedoras lecturas sobre embarazo, apego y crianza natural, lo que nos ha aportado a mi hermanita y  a mí laaargas horas de brazos, teta, porteo, colecho, contacto físico y comunicación. Aunque, por lo poco que la conozco todavía (recordad que tan sólo tengo dos añitos y medio), creo que nos lo hubiera ofrecido igualmente sin tanta lectura, ¡ella es así!

Sigue leyendo

¿Por qué?

¿Por qué?

Esta mañana, jugando a ponerme los zapatos de mamá, dentro de uno de ellos encontré un papel cuidadosamente doblado, que decía así:

“Mi gusto por la lectura y mi devoción por la escritura son una realidad. 

Cada día que paso con mis hijas y avanzo en mis estudios, más me alejo de mi actual profesión (mi relación con la ingeniería ha sido como pasar del noviazgo al matrimonio sin haber convivido antes bajo el mismo techo) y más me acerco a mi pasión: la infancia

¿Por qué la infancia es mi pasión? Algún día os lo contaré, hoy no es el momento. 

Si juntamos lo que más me gusta con lo que mejor sé hacer, obtenemos como resultado esto, mi aventura en la escritura 2.0. Y es que, cuando se trata de escribir, las palabras se amontonan en mi cabeza y alcanzan con rapidez la yema de mis dedos, deseosas por ser las primeras en salir y quedar plasmadas para la posteridad. 

Las ideas surgen a  borbotones y sin control. Una frase enlaza con la siguiente casi sin esfuerzo y con fluidez. El tiempo no corre y si lo hace, no importa. Sólo estamos el papel en blanco y yo. 

La escritura es mi brújula, me ayuda a encontrarme si me pierdo, ordena el caos de mi cabeza donde conviven a diario pensamientos, inquietudes, aspiraciones e ideas locas. Me ayuda a poner en orden todo mi ser, de la cabeza a los pies, a encontrarme, a entenderme…

¿Por qué ahora?

Porque la clave está en disfrutar con lo que haces y si no es ahora, ¿entonces cuándo? 

Porque si quieres, HAZLO.

Y SI TE DA MIEDO, HAZLO CON MIEDO.