#ElTemaDeLaSemana Mi momento Favorito del Día

#ElTemaDeLaSemana Mi momento Favorito del Día

El momento favorito de mamá no es uno al día, sino que se trata de un vector resultante, un sumatorio de momentos repartidos a lo largo de la jornada que, uno a uno, van dando forma  y generan NUESTRO MÁGICO MOMENTO, ese que llega cuando cae la noche, el sol se esconde y nosotras nos fundimos, tumbadas en la cama, en un fuerte abrazo, listas para dar la bienvenida a los sueños bonitos, espantar a los monstruos y recordar y comentar nuestro día aventurero.

Ese ratito a solas con mamá que es ya condición sine qua non de nuestras vidas, es capaz de hacernos olvidar los enfados más sonoros, los berrinches más pataleteros y las frustraciones más grandes que hayamos tenido durante el día. Porque sé que, tras dormir a Ch con su teta, “ahora viene mamá” a dormirse a mi ladino, abrazaditas o agarraditas de la mano; a jugar un ratito más y decirnos “Choquete tú”, “te quiero”, “yo a ti más” y todas esas palabras bonitas que nos hacen suspirar y comprender el sentido real de la vida.

mi momento favorito del día

el momentazo del día

Comienza con unos “¡Buenos días! alegremente holofraseados por mi hermanita y enérgicamente gritados por mi persona; sigue con la contemplación de nuestra complicidad y conchabeo mientras jugamos y maquinamos ocurrencias de lo más disparatadas; continúa con esas carreras que regalamos a mamá cada día en el pasillo de la guarde cuando nos viene a recoger, llegando a la meta de su corazón con abrazos que llevamos horas guardando sólo para ella, de los que hablan sin palabras y dicen ¡cuántas ganas teníamos de estar contigo, mami!;  seguimos con las risas, cosquillas y explicaciones de por qué sí y por qué no. Porque aquí todo tiene cabida y la gestión de frustraciones o la enseñanza de límites también son momentos importantes en nuestro sumatorio, necesarios tanto o más que la jauja y las lágrimas de risa.

Pero si algo tenemos claro es que, bien sea riendo, llorando, riñendo o jugando…

… el momento favorito de mamá es

cuando estamos juntas

mom and us

 

© 2016 Nuria López. MOMMY moments



Con cajas y a lo loco

Con cajas y a lo loco

Al igual que las serpientes que mudan la piel varias veces a lo largo de su vida, yo me mudo de casa. Y es que ya son cuatro las que he conocido a mi temprana edad.

caracol

A pesar del intenso parecido que guardan mis papis con los nómadas, ellos odian las mudanzas, pero ansían poder darnos el mejor de los lugares donde ver crecer a su familia. Así que, después de largas negociaciones entre mis progenitores, al fin hemos ido a parar al lugar de los lugares

Papá quería un piso. Mamá una casa. Ella se crió en una grande y uno de sus objetivos siempre ha sido ofrecernos suficiente espacio para que gocemos de la misma libertad y esparcimiento que ella tuvo, por no hablar de su –casi- obsesión por los armarios. Me atrevería a decir que es lo primero que valora de una casa (eso y las juntas de silicona de los baños, que como estén un poquito enmohecidas, ¡tachamos y a otra cosa, mariposa!).

Seguir leyendo